Temporada 2013

Riñón de cerdo para el desconsuelo

De Alejandro Ricaño. Dirección: Carlos Ianni. Con Claudio Martínez Bel y Teresita Galimany.
5 de octubre al 3 de noviembre


Entrevistas a Teresita Galimany, Claudio Martínez Bel y Carlos Ianni. Imágenes del espectáculo.

De Alejandro Ricaño (México). Dirección: Carlos Ianni. Con Claudio Martínez Bel, Teresita Galimany

Sinópsis

De Alejandro Ricaño


Claudio Martínez Bel - Gustave
Teresita Galimany - Marie
 

Fotos: Soledad Ianni
Diseño gráfico: Agustín Calviño
Locución: Alejandro Sanz
Pintura: Violeta Bernuchi, Fernando Díaz, Solange Krasinsky
 

Escenografía: Fernando Díaz
Vestuario: Marcelo Salvioli
Iluminación: Carlos Ianni
Música: Osvaldo Aguilar
Asistente: Mariana Arrupe
 

Dirección: Carlos Ianni
 

Duración: 60 minutos
Espectáculo sin intervalo


CELCIT. Temporada 2012-2013


Este espectáculo formó parte de la programación del VII Festival Beckett Buenos Aires 2012



Samuel Beckett se mudó a París en 1929. Cuenta James Knowlson, autor de su biografía más completa ("Condenado a la fama"), que allí se reunió con otro irlandés, protagonista fundamental también de la literatura del siglo XX: James Joyce. El encuentro suscitó una anécdota un tanto curiosa y ridícula: Lucia, la hija de Joyce, se enamoró del discípulo de su padre, Beckett, pero éste la rechazó por ser bizca.

Esta anécdota tal vez banal pero que sin duda humaniza a estos dos grandes hombres, es el punto de partida para contar la historia de Gustave y Marie, dos personajes que no logramos saber con claridad si son reales o ficticios, si formaron parte de la Historia o son sólo parte de una ficción y que, según alega su relato, ayudaron a Beckett a escribir una de sus obras más conocidas.

El espectáculo rinde varios homenajes: a Beckett, recorriendo fielmente hechos relevantes de su trabajo y de su vida; a su mentor y amigo Joyce, a través de sucesos de su monumental "Ulises"; al amor incondicional, en la figura de Marie y al artista malogrado, al artista anónimo, que da todo de sí por un bien mayor, en la de Gustave. Y sobre todo, es un tributo al amor que, trascendiendo lo personal, se convierte en grande. Un amor que se entrega a la esperanza, ofrendándose al incierto futuro.

Notas y críticas

  • Riñón de cerdo para el desconsuelo: Pensé que forzar un poco el milagro, no estaba mal después de todo
    Pilar Mato. Viendo teatro. 18/10/2012
  • Los desconocidos de siempre
    Luis Mazas. Revista Veintitres. 12/10/2012
  • Riñón de cerdo para el desconsuelo, ¿realidad o ficción?
    Estela Gómez. Pidma. 26/09/2012
  • Beckett y más allá de Beckett
    Alejandra Varela. Revista Ñ. 14/09/2012
  • Riñón de cerdo para el desconsuelo
    Laura Ávila. Planeando sobre Bue. 06/08/2012
  • Riñón de cerdo para el desconsuelo: Un buen texto, con sólida dirección y exquisitas interpretaciones
    Alberto Catena. La Nación. 11/07/2012
  • Una obra sobre el arte y la genialidad
    Lorena Cevallos. Espectáculos de acá. 08/07/2012
  • Esos héroes anónimos
    Gabriel Peralta. Crítica Teatral. 22/06/2012
  • Riñón de cerdo para el desconsuelo: una obra gratificante y muy recomendable
    Alberto Catena. Revista Cabal. 08/06/2012
  • Entre el Ulises y Esperando a Godot
    Cecilia Hopkins. Página 12. 02/06/2012

Recibí el CELCIT por email

Whatsapp Facebook Facebook