Temporada 2005

Cita a ciegas

De Mario Diament. Dirección Carlos Ianni
Con Ernesto Claudio, Beatriz Dellacasa, Teresita Galimany, Víctor Hugo Vieyra, Ana Yovino


Sinópsis

Autor Mario Diament

Hombre Ernesto Claudio
Ciego Víctor Hugo Vieyra
Muchacha Ana Yovino
Psicóloga Beatriz Dellacasa
Mujer Teresita Galimany

Asistente Corina Fiorillo
Iluminación y musicalización Carlos Ianni
Vestuario Solange Krasinsky
Escenografía Guillermo de la Torre
Dirección Carlos Ianni

Música de Astor Piazzolla interpretada por el grupo La Camorra

Espectáculo sin intervalo
Duración: 120 minutos

El azar, el destino o la implacable lógica de las situaciones, convoca al banco de una plaza que ocupa un viejo escritor ciego, a cuatro seres cuyos caminos se confunden misteriosamente y que, inevitablemente, se afectan los unos a los otros. En este “aleph”, casi una construcción abstracta, sucede, sin embargo, una humanísima historia de desencuentros que, en su pathos, aspira a la desmesura pasional pero se estrella, irremediablemente, contra el desamor, la mediocridad y la sordidez de la crónica policial.
Mario Diament vuelve a acercarnos un texto de extraordinaria sugestión; abismal, sí, pero con escabrosidades que son las del alma, y cuyas fragmentaciones instalan un acaecer que siempre es tiempo presente, multiplicación, si se quiere, de presentes, que produce una acción (la historia) que en vez de cumplirse una única vez, sucede obstinada, componiendo y recomponiendo una búsqueda de relaciones y sentidos sin solución de continuidad, metáfora de una cadena (¿azarosa?) de sometimientos, culpas, complicidades y terribles fracasos.
De más está decir que Diament abunda, recurre, se obsesiona, y esto es consubstancial a su dramaturgia: los cinco personajes de Cita a ciegas se determinan con la misma fatalidad -o ausencia total de fatalidad- con la que los de Esquirlas (2002), confiaban al azar lúdico una decisión trascendente, y también, con esa cualidad proustiana -la de la entrañable protagonista de El libro de Ruth (2000)- de encontrar al ausente en el olvido y ser, necesariamente, un extraño misterioso para su prójimo: la otrocidad, el desarraigo, la ambigüedad de la traición, ¿quizás también, y aunque sea simbólicamente, la ceguera?
Alberto Wainer

Este espectáculos cuenta con el apoyo del Teatro Nacional Cervantes, donde fue estrenado en mayo de 2005.
Este espectáculo ha participado del Festival Internacional de Teatro de Montevideo César Campodónico.
Invitado al 2º Festival Internacional de las Artes de Mérida, México.

Notas y críticas

  • La geometría del azar
    Jorge Cortés Ancona. Diario Por Esto (México). 23/01/2006
  • Porteños en su laberinto
    Olga Cosentino. Clarín. 08/06/2005
  • Cinco vidas entrelazadas
    Ernesto Schoo. La Nación. 04/06/2005
  • Entre la casualidad y el destino
    Cecilia Hopkins. Página 12. 28/05/2005
  • Espejos frente a la ceguera
    Gaspar Zimerman. Clarín. 27/05/2005
  • Un mundo cercano a Borges
    Carlos Pacheco. La Nación. 22/05/2005
  • La levedad del amor y el ser
    Juan Carlos Fontana. La Prensa.
  • Cita a ciegas
    J. M.. Acción.
  • Borges, una hábil excusa
    Patricia Espinosa. Ambito.
  • Misterios y laberintos
    Rómulo Berruti. mundoteatral.com.
  • Los senderos que se bifurcan
    Luis Mázas. Revista Veintitrés.
  • El azar todopoderoso
    Egon Friedler. Semanario Hebreo (Uruguay).

Recibí el CELCIT por email

Whatsapp Facebook Facebook